viernes, 27 de septiembre de 2013

Hercúles y Atlas (Ríase un poco)

Luego de que Hércules paso el peñón de Gilbraltar, conoció al gigante Atlas, aquel que levantaba el cielo. Se presento de la siguiente manera.

- Vaya eres increíble. Mi nombre es Hércules

- ¡¡Uff!!, hola, yo soy Atlas y en este momento no es un placer conocerte

- ¿Por qué lo dices?

- Es que siento que me va a dar una hernia olímpica de tanto levantar el cielo

- Pobre de ti, ¿y cómo es que quedaste haciendo semejante castigo?

- Es que seguí el consejo de Era para desarrollar más masa muscular, y yo de pendejo que le creí.

El Pregonero Silencioso

2 comentarios:

  1. Jajajaja, muy bueno, mi estimado Alberix... quien lo manda a seguir los "concejos" de Era que lo que hizo fue trolearlo, jejeje. Un abrazo!

    ResponderEliminar