sábado, 8 de abril de 2017

¿Son las cómicas o animaciones de antes mejores que las de ahora o es al reves?




Hola amig@s de la blogosfera, en esta oportunidad voy a tocar un tema interesante y, a la vez sensitivo; de opiniones encontradas y mucha polémica ¿Son las cómicas de antes mejores que las de ahora o es al reves? Debido a los numerosos comentarios, incluso rayando en lo grosero y banal, tanto en pro como en contra, he decidido dar mi sincera opinión, sin buscar juzgar a nadie; no es una polémica en la que yo quiero entrar.



Debo admitir, sin embargo, que me encantan más las animadas de antaño, de entre los ochenta y los noventa, pero prefiero que se interprete como una opinión personal.  Simplemente voy a limitarme a ser un analista lo más frío y neutral posible, para que nadie se sienta aludido ni ofendido. Comencemos primero con algo de historia.






Como sabemos, las primeras animadas las hacían en blanco y negro, siendo los primeros íconos de aquellos primeros años el gato Félix y el ratón Mickey - El Mickey de antaño me parecía mucho más supercool que el ratoncillo metrosexual actual pero, como dije, es una opinión -. En aquellos días, tenías que ir a una sala de cine para ver el corto, que se exhibía antes de la película, como telón de fondo tal como pasan en los conciertos, sólo que en este caso son artistas de carne y hueso. Fue con la aparición de la televisión, por allá entre las décadas de los años veinte y treinta del siglo veinte, que las tiras cómicas llegaron a los hogares, logrando su propio nicho que, con el tiempo, se convertiría en un negocio que generaría millones de dólares; Metro Golden Mayer, Warner Brothers, Walt Disney y Hanna Barbera Productions - Todas estadounidenses - fueron las fuerzas dominantes del mercado hasta la aparición del anime japonés, que ha relegado en segundo plano a la propia Disney, por lo menos a nivel de pantalla chica.


Nuestros abuel@s y bisabuel@s crecieron disfrutando a "Tom y Jerry", "los Picapiedra", "los Jetson", "Scooby Doo", "El oso yogui",  "Mazinger Z", "Festival de Robots"", "Astroboy", "Space Ghost", "Los superamigos" y muchos otros personajes que ahora son desconocidos, pero en su época fueron protagonistas.



Entre los años sesenta y setenta, coincidiendo con la duración de la célebre y trágica guerra de Vietnam, se comenzó a gestar la verdadera revolución de los dibujos animados, siendo Hanna Barbera y Filmation las compañías que dominaron esos años ¿Quién no recuerda a Los Superamigos, Johnny Quest, Scooby Doo, Archie, El Capitán Maravilla y las Nuevas Aventuras de Tom y Jerry? Si bien de por sí la animación era una industria millonaria, aquellos años fueron sólo el preambulo de una mejor época: la edad de oro de la animación.








Sin duda alguna, tanto fans como detractores, recordaran aquella cómica de animación que marco hitos: He man y los Amos del Universo, de la compañía Filmation. Fue la primera cómica basada en un juguete - Matel buscaba promocionar los muñecos de He - man -, el mayor éxito de Filmation y la que dejo su huella en toda una época, pues a diferencia de lo que sucede con las animaciones actuales, esta gusto tanto a niños como a niñas, grandes y chicos y, sin ánimos de ofender, se podría decir que la ovación fue total - Por eso ten mucho cuidado si le criticas a tu papá, mamá y a sus amig@s sobre las cómicas de su generación-.





Aunque He-man no fue la única cómica de animación de la época, sí fue la más popular, la primera que dejaba moralejas al final de cada capítulo de acuerdo a la trama - Habrá quien dirá que era algo demasiado moralista, como si eso fuera completamente negativo, pero es opinión de esa gente y hay que respetarla -, la que presentaba un mundo tipo Conan con alguno que otro avance tecnológico y sin violencia excesiva y también fue la primera vez que un personaje principal o mejor dicho, He - man, estuvo en condiciones de opacar al todopoderoso Superman - Eso todavía no lo logra ni mi querido "Goku", para ser sincero -. Si hay algo que no sabían y dejara a mucha gente decepcionada es que el guión en que se baso la comiquita de He - man era de origen coreano - Me diran ustedes "¿Por qué siempre son esos chinos?" "¿Acaso aquí en nuestro hemisferio no han habido nunca buenos guionistas?, pues primero que todo no son chinos; los coreanos son de etnia Hon, tal vez la minoría más grande de Asia y, en segundo lugar, fue Filmation quien les encargo el trabajo. Yo prefiero juzgar a la cómica por su calidad, más allá de en qué país se hizo y quien escribió el guión -.









Como Matel vio que la popularidad de la cómica también alcanzaba al público femenino, decidieron crear una heroína a media transición entre la Barbie y He -man, porque los personajes de Teela, la Sorceress e Evil Linn no eran lo suficientemente populares. Así fue que nacio She-ra, la hermanita de He-man, otra animación muy popular del mismo universo y en la que eran frecuentes los crossovers entre las dos series.




Si bien He-man y los Amos del Universo fueron los reyes indiscutidos, también hubieron otros títulos que se tomaron una cota importante del mismo mercado. La que estuvo en segundo lugar de este grupo fueron los populares "Thundercats" creados, irónicamente, por una compañía estadounidense más conocida por hacer animaciones basadas en muñecos que en animados: La Rankin Bass. Los Thundercats existían en un universo similar al de He-man, con la notable diferencia de que los villanos eran el inmortal Mumra y sus secuaces los mutantes. Si bien la comiquita no dejaba moralejas al final como sí pasaba con las de Filmation, su violencia básica era entretenida además de no nociva para el público infantil y, curiosamente, se dio otra vez el caso de la "ovación total", sin necesidad de algo de ayuda de una She Ra como sí paso con la comiquita de He -man. Esto pese a que en la comiquita sólo habían tres personajes femeninos importantes: Sheetara, una de los hermanos felinos y Pumara. Quizá la ovación total se debio debido a que se trataba de una comiquita basada en gatos y en los que cada capítulo era supervisado por un sicólogo.








Fue el único y, hasta ahora, último gran éxito de Rankin Bass, quienes usaron bastante animación y hasta guionistas del lejano oriente - ¿Hasta cuando con esos chinos? Diran ustedes pero, con todo respeto, debo recalcar que son pueblos parecidos y diferentes, como pasa en Europa y América Latina y, en segundo lugar, todavía nos superan con creces en el universo de la animación aunque, a mi criterio, la calidad ha bajado un poco en los últimos años-.







Otras comiquitas que se repartieron la misma cota de mercado que el arrollador He-man fueron "Los verdaderos cazafantasmas", "Los caballeros del Zodiaco", "Los Transformers", "Gi Joe", "Candy Candy", "El Capitán Futuro", "El inspector Gadget", el gato "Heatcliff" - La peor pesadilla de Garfield en esa época -, "El inspector Gadget", "Defenders of the Earth", "Voltron: Defender of the Universe", "Mask" y "Bravestarr" - pese a sus bajos ratings comparados a los de He -man, es quizá el último gran exponente de aquel tiempo y, irónicamente, la última comiquita creada por la extinta Filmation-.





Como nada puede durar para siempre el cenit de esa época dorada y, tal vez, su decadente fue la película - Con actores de carne y hueso - "Masters of the Universe", que le fue peor que a la legendaria cinta "Blade Runner" en la taquilla y la mala crítica no la ayudo. Irónicamente, esa cinta es hoy en día una película de culto, quizá por la nostalgia que produce o porque, comparado con muchos bodrios de películas actuales, su trama y sus actuaciones son mucho mejores aunque ,hago constar que, para l@s espectadores de hoy día sus efectos especiales les pareceran infantiles.



Tambien recalco que, salvo los animes, las animadas de aquellos años tenían argumentos más completos y su violencia no era cruda ni excesiva, como suele pasar con las actuales; la acciones no pasaban de meras llaves de lucha, levantamientos al/la adversari@ o una que otra patadita o puñetazo superficial al rostro, que no causaba mayores daños a l@s adversari@s. Muchos tambien se quejaran de su contenido moralista, que no sería ningún inconveinte para un padre o madre de familia, pero para jóvenes impetuosos, que les encanta la adrenalina y experimentar con algo cada vez más emocionante, les parecería tedioso y hasta reprimente.



Lideradas por "He - man y los amos del Universo", las animaciones de la pantalla chica lograron, por primera vez, generar millones y millones de ganancias más que las películas animadas de cine, principalmente las de Disney. Cada episodio de era esperado con expectativa por millones de niños y niñas - los ratings nielsen de la época dan cuenta de ello -, mientras Disney era incapaz de producir algo más lucrativo desde su "Bambi" - No sería hasta "La sirenita", de esta misma compañía, que el cine animado recobraría su relevancia y llegaría a cotas más altas de la mano de Pixar, actualmente subsidiaria de Disney -.







Así fue como la propia compañía Disney dio inicio a la "Edad de Plata" de la animación de pantalla chica con la saga "Ducktales" - Conocida como "Pato aventuras" aquí en América Latina -, en donde la trama básicamente consistía en la búsqueda de Scrooge Macduck, el pato más rico del mundo, junto a sus sobrinos, de múltiples tesoros a lo largo y ancho del planeta con el fin de llenar las de por sí repletas arcas de Macduck o Macpato. A DuckTales le siguieron otras comiquitas memorables como Gargoyles - Cuya temática más adulta la hacía demasiado diferente para ser Disney y hasta rompio estereotipos para la época -, "Chip and Dale: Rescue Rangers" - Dos ardillas que, en cortos animados, se limitaban a hacerle la vida pesadillas al Pato Donald; terminaron convertidos en héroes al estilo "Indiana Jones"/"Miami Vice" -, "Aladin" - Basada en la película animada del mismo nombre -, "La tropa Gooffy", entre otras.



Pero no sólo Disney compitió en esa época, -que duro de 1990 al 2000, justo un año antes del ataque a las torres gemelas- , también hicieron su aparición las "Dragon Ball", "Sailor Moon", "Las Tortugas ninja", "Los motorratones de Marte", "Bionic Six" - La de una familia de superhéreos Cyborgs -, "Ben10", "Spiral Zone", "Robotech" o "Macross" y hasta se desenterraron las animadas de Marvel, pero en nuevos formato; tales fueron los casos de "Iron man", "Spiderman" "Los Avengers" y "Los Xmen" - Esta última fue la que lanzo al estrellato a un grupo de super héroes viejismos, pero cuya relevancia no pasaba del cómic clásico de papel -. De todas estas, la más destacada fue "Dragon Ball" aunque hago constar que, pese a que tambien tenía un buen número de fans femeninas, - Tal vez por el personaje de Yamtcha y uno poco Trunks - no logro superar en esto ni a He - man ni a los Thundercats en ese sentido; era frecuentes los reclamos de las chicas cuando su novio pasaba más tiempo viendo las hazañas de Goku y sus amigos que poniéndoles atención. Se podría decir que "Dragon Ball" no consiguió la "ovación total" que si lograron las dos principales animaciones de los ochenta, pero si tuviera que calificarla recomendable para públicos mixtos, yo le pondría entre una B o una C.



Si hay algo que no diferencia a las "Dragon Ball" es que, como todo buen anime, tiene sus buenas dosis de violencia cruda y exhibicionismo sexual que, a menudo, se sale de tono - claro, sin llegar a lo porno -. De "Dragon Ball Z" para arriba no recomendaría ni un sólo capítulo para niñ@s, pero la saga original, o sea "Dragon Ball", a mi criterio, sí la pueden ver menores de catorce años. Su trama es muy simple: Un Goku niño y sus amig@s van en busca de las legendarias esferas del dragón que, al recopilarlas todas, haran aparecer un gran dragón que le concedera cualquier deseo a l@s interesad@s.



 También hubieron otras animaciones destacadas en aquella época: "Batman: the animated series", "Batman Beyond", "Superman", "Justice League" - Todas estas de la DC, que desenterraron a sus personajes con nuevas tecnologías de animación y historias más contemporáneas - , "Samurai X",  "One Piece" - Cuyos capítulos todavía se siguen emitiendo -"Pokemon", "Sakura Card Captors", "Inuyasha", "Kaleido Star", "Yu Yu Hakusho", "Evangelion","Max Steel", "Action man", "Hamtaro", "Street Fighter", "Virtua Fighter", "Mortal Kombat", "Trigun", "James Bond Jr" entre otros.  Muchas de estas series, sobre todo "Dragon Ball" y "One Piece", gozaron de la atención de un buen público mixto aunque, como sigo diciendo, ninguna tuvo la ovación total de las principales cómicas de los años ochenta. Tambien un detalle bien interesante: el dominio del anime fue absoluto en esta época.




Luego vino la época actual, que comenzó aproximadamente desde el dos mil uno para acá y si bien "One Piece" "Dragon Ball" y los resucitados "Caballeros del Zodiaco" se convirtieron en reyes indiscutidos, ninguna, hasta ahora, ha logrado trascender las fronteras de gustarle a todo el mundo, independientemente si eres grande o chico, anciano o joven, hombre o mujer. Quizá la mejor explicación a esto sea - Quie me lea ojalá me perdone, pero es una observación mía - la violencia excesiva de los animes y sus escenas sexuales, que si bien no rayan en lo porno, son muy provocativas para niñ@s de cierta edad. Con esto no estoy menospreciando las tramas ni los personajes, ojo, simplemente que las escenas de sus cómicas favoritas no son recomendables para infantes, ya que estos suelen imitar todo lo que ven.




Otra queja constante son los argumentos simples, sobre todo en las cómicas de "Pokemon" y "Digimon", en donde la única meta de los personajes principales es coleccionar pequeños monstruos. A "Ben10" se le puede acusar de desaprovechar todos los poderes que tiene y sólo es al final que derrota al malo de turno  - Bueno ¿Qué se puede esperar de un niñito de diez años que ve su brazalete mágico como un juguete? -. Lo que tampoco noto de los detractores de "He-man" es que no admitan que las "Pokemon" y las "Digimon" fueron creadas tambien para mercadear juguetes ¿Doble moral o esa gente sabe algo que yo no se? ¿Acaso una cómica debe ser considerada mala sólo porque fue hecha para promover juguetes? ¿Es que el efecto "Scooby Doo" que, frecuentemente, se ve en las comiquitas de la extinta Filmation es mucho peor que la violencia excesiva que se ve en muchos animados de la actualidad?  La saga de Disney Ducktales si bien tenía un argumento muy repetitivo al estilo Pokemon, podía ramificarse en subtramas interesantes, en donde sus personajes debían hacer algo más que buscar tesoros, si es que querían sobrevivir o, simplemente, lidiar con un personaje problemático, como "Lauchpad Macuac". Tambien tenía personajes bien construidos.





No voy a seguir nombrando más cómicas actuales, son demasiadas y con las tres principales me es suficiente, sólo me limitare a dar mis propias conclusiones: no es lo mismo ver una comica cuando se es joven que cuando se es adult@ y padre o madre de familia - En la prueba sicológica "Roschart"una persona joven puede ver una bella señorita y una de más edad a una anciana -, del mismo modo que hoy en día no hay ninguna cómica que le guste a todo el mundo, sin importar la edad ni que marque hitos.







Ahora, vamos a analizar brevemente la principal comiquita actual, One Piece; es una serie animada en donde narra la historia de Monkey D Luffy y su banda de piratas. Puedo afirmar con total seguridad que los personajes de "One Piece" son unos antihéroes y que es una versión infantil de la saga "Piratas del Caribe" - Aunque sus escenas de violencia y sensualidad no son recomendables para menores de catorce años -. Tampoco se ve, por lo menos en nuestro hemisferio, una fiebre de compra de juguetes de "One Piece" o "Dragon Ball", que serían una consecuencia de su éxito más que de un inicial deseo de mercadear juguetes; a la saga Star Wars le paso lo mismo y nadie dijo absolutamente nada. Esto lo dice alguien que disfruta de esta saga de piratas y que tiene criterio formado y, por cierto, mi favorito es Ronronoa Zoro.




¿Cómo se puede hacer que una animada actual tenga el alcance de la de los años ochenta, que la puedan ver hasta los niñ@s, que la gente adulta no la vea infantil, que sea recomendable para ambos sexos y que sus detractores se reduzcan a la mínima expresión? Con esto no estoy planteando que se cree la norma de que se vuelvan moralistas, para gustos los colores, pero como aficionado a la animación y escritor ocasional voy a dejar algunas directrices, que vienen de mis observaciones y mi criterio.  No es una oblicación seguirlas pero, me gustaría que fueran una solución al problema.




1. La trama no debe ser muy compleja: Las chicas de los ochenta disfrutaron "He man" y "She Ra" precisamente porque era una historia que mostraba, a simple vista, la eterna lucha entre el bien y el mal. No habían argumentos complejos tipo "Matrix" ni se metían en subtramas que hacía que el argumento fuera más difícil de entender todavía.




2. Si se va a crear una comiquita violenta y con contenido "más realista", es mejor dividirla por categoría: las sagas "Dragon Ball" a partir de la Z y "One Pice" deben ser catalogadas para mayores de catorce o quince años - Yo diría que todos los animes, excepto la "Dragon Ball" original y algunas del mismo "Akira Toriyama"-. Me imagino que tendre detractores, pero hay que ser claros: si fueran padres o madres de familia, no pensarían igual que ahora, porque tendrían hij@s y no desearían que estos se lastimasen. Tal vez no sean para todo el mundo, pero la seguridad de nuestr@s pequeñ@s es primero.




3. Dejar las moralejas implicitas en la trama: No hacer un resumen al final, como sí hacian las de Filmation; lo haría más que obvio y sus detractores no tardarían en llamarlas moralistas. Si los guinistas buscan inspiración, vayan a ver los grandes clásicos de "Pixar" - Cuando era Pixar - , desde "Toy Story" hasta "Up". Verán que no hay que hacer una síntesis al final para explicar la moraleja de la trama. La serie "Live Action" llamada "Alf" tambien es un buen ejemplo de esto. No es un paso completamente necesario, una historia puede seguir siendo interesante mientras tenga una buena trama.


4. No deben existir ningún tipo de estereotipo: Un craso error que hicieron la gente de Filmation fue presentar al príncipe Adam como un hombre delicado rayando en lo afeminado; con esto no estoy criticando a la comunidad gay, pero si querían crear a un hombre viril y sensible, no hacia falta hacerlo hablar en falcete ni mucho menos pintar su vestuario en colores que rayan en lo rosa - De hecho, la mayor parte de los hombres gay no se comportarian del mismo modo que Adam; una preferencia sexual no tiene nada que ver con la identidad sexual -. Aunque esto no afecto el éxito de He - man, dejo un muy mal precedente que fue seguido, principalmente, en a algunos animes. Lo mismo se podría decir si se presentaran en las cómicas a los hombres  y a las mujeres haciendo trabajos atribuibles a su género o que estas últimas no superen en heroicidad al hombre; la mujer tiene su forma un poco diferente de enfrentar el mismo tipo de peligro sin necesidad de perder su glamour o femineidad. Ese tipo de estereotipos son menos aceptables hoy en día, cuando cada vez nos aceramos a ser una sociedad globalizada, multicultural y tolerante - Aunque hay amplias regiones del mundo en que eso hace mucha falta todavía -. Si quieren que la comica guste a ambos sexos, me parece una buena idea.


5. Debe tener personajes femeninos fuertes: ¿No me vas a decir que Milk y Bulma de Dragon Ball son exactamente eso? Las principaes comiquitas de los ocheta tenían personajes femeninos muy fuertes con los que ellas se identificaban: She Ra, Sheetara y hasta Janin de los "Ghostbusters" - Aunque sólo hacia de secretaria y de la supuesta novia de Eggon Spengler, pero tenía su caracter -.




6. La violencia no puede  ser cruda y sólo debe ser usada en casos necesarios: Porque una buena trama no es necesariamente la que tiene más golpes, puños y patadas, es muy buena y punto. Tampoco es necesario llegar a rayar en la supuesta cursilería de la que pecaron "Filmation" y "Hanna Barbera" con el criticado efecto "Scooby Doo". Se puede hacer una comiquita más actual y con dosis de violencia medidos, como lo demostro "James Bond Jr".





7. Los personajes principales deben tener un alto grado de carisma: Los detractores de "He-man", "She Ra" y los "Thundercats" deben observarlos de manera objetiva, sin buscar emitir juicios. Observaran que tanto He-man, Skeletor, Leono y Mumra era personjes lo suficientemente carismáticos y bien construidos como para llevar sobre sus hombros todo el peso de la trama, acompañados de bien construidos personajes secundarios como Sorceress, Man at Arms, Pantro, Sheetara, Yaga, las amazonas, entre otras. El propio Goku, Vegeta, Monkey D Luffy y su amigo Zoro pecan de ese mismo rasgo, aunque la trama de sus historias sean lo menos infantil posible y rayen en la categoría"para mayores de catorce o quince años" - Quizá un poco más-.




Hasta la próxima entrada, aquí me despido con una imagen animada de Goku, mi héroe animado favorito - ¿O es que pensaban que se trataba de He-man, el rubio vikingo ese? -.


Posdata: No he incluido en esta entrada a los "Power Rangers" y otras series parecidas, ya que son programas "Live Action" o, en otras palabras, filmadas con personajes reales; eso lo hago más allá de la controversia o fantatismo que puedan causar.















2 comentarios:

  1. Míos enhorabuena por la postagem. Muy buena y elucidativa. Para mí, la época de oro de los dibujos animados fue en la década de 60, tanto en la TELE como en el cine. Yo era niño en ese periodo y acompañé prácticamente todo de Disney y Hanna-Barbera. Después, los años 90, a causa de mi hija, quedé conociendo las nuevas producciones. Aún prefiero las de los años 60 - estoy prendido a mi tiempo. Aún así, usted hizo un magnífico cogido en forma de historia. Es uno de los mejores posts que leí acerca del asunto y compartiré con todo el placer.

    Abrazos y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Guima, cuando quise decir época de oro, en realidad lo decía por la cantidad de ratings que alcanzaron las animaciones de los años ochenta y su huella en el tiempo, más allá de si fueron las mejores - Es como decir que Avatar es la mejor película de la historia por el simple hecho de haber recaudado más dinero que las demás, pero no es necesariamente cierto -; simplemente míralo como un dato estadístico.


      Mi artículo es más que nada, si te diste cuenta, una reflexión sobre el tema, independientemente si a alguien le guste las animaciones de una época o de otra. De todos modos, gracias por haber disfrutado mi entrada y es un honor para mí que la hayas compartido. Espero que te pases más a menudo por mi blog.

      Hasta pronto.

      Eliminar