lunes, 9 de octubre de 2017

La cena de aniversario de los Munsters (Ríase un poco)






Cierta noche, Herman Munster parecía frustrado, con sus grandes piernas dando zancadas en el suelo, que a punto estaban de causar un terremoto, cuando fue abordado por el abuelo Vlad.


- Herman ¿Qué te sucede?


Y Herman le respondio.


- Lo que pasa es que le debo a Lily la fiesta de aniversario de bodas y no se donde celebrarlo; dondequiera que vamos asustamos a todo el mundo.


-¿Y por qué no la invitas a cenar en Halloween?


- ¿Qué tiene en particular ese día?


- ¡Imbécil! ¡Es Halloween, la fiesta de disfraces! ¿No te das cuenta que es el único día en que nadie se va a dar cuenta de que ustedes dos son monstruos?







viernes, 22 de septiembre de 2017

Rápido, furioso y tedioso




Hola mis querid@s fans de la blogosfera, en esta oportunidad voy a tocar un tema que, dependiendo de quien lo lea, puede que me terminen halagando o me vuelva blanco de vegetales podridos listos para ser lanzados - afortunadamente todavía no existe la tecnología para que alguno de esos vegetales salga navegando por la web para dar con mi cuerpo, que está a muchocientas computadoras de distancia -, se trata nada más y nada menos que mi opinión personal de la saga "Fast and Furious", misma que es la favorita de esos idiotas que les gusta las carreras clandestinas y no les importa si un día se accidentan ell@s o lastiman a segundas o terceras personas con riesgo de muerte incluido.





¿Cómo es que comenzo todo? Con la primera película, en donde el policía Brian O 'Conner - Interpretado por el ahora difunto Paul Walker - se infiltra en la banda de Dominic Toretto - Un Vin Diesel que está interpretando el papel en que ya está encasillado, el de antihéroe por excelencia - y sus secuaces, quienes se ganan la vida realizando carreras clandestinas. Claro está que, como sucede en este tipo de producciones hollywodenses, el niño bonito y de correctos modales, o sea el personaje interpretado por Walker, se deja llevar por la tentación del pecado y si le agregas que se termina enamorando de Mía, la hermanita de Toretto - la niña bonita Jordana Brewster en todo su esplendor -, ya terminas dándote cuenta de donde sigue la cosa.




Entonces la película deja de ser un thriller policiaco para convertirse en el fenómeno que es hoy en día: carreras clandestinas a granel, adrenalina pura, peleas violentas y bien coreografeadas; explosiones cada vez más espectaculares; crímenes casi perfectos y las autoridades quedando como tontas; fragantes violaciones a las leyes más básicas de la física y ahora hasta los vez salvando el mundo, lo que me llama mucho la atención ya que ninguno de estos tipos tiene aureola de santos.



¿Qué es lo que realmente tengo en contra de esta saga? Se que me ganare detractores por lo que voy a decir, pero es mi opinión personal: casi todo. Empecemos con el argumento de cada una, que siempre termina dándote la idea de que el crimen sí paga, sobre todo si nos referimos a las cinco primeras. En cada una la pandilla de Toretto se ve implicada en una serie de labores criminales ya sea por encargo o por el simple hecho de llenarse los bolsillos con cada dólar que roban; es tan bueno el negocio que terminan convirtiéndose en los más buscados por la policía, incluyendo al ex agente O'Conner, quien tiene que exilarse junto con sus compinches de su país, o sea Estados Unidos, para refugiarse en las paradisiácas islas del Caribe, donde el brazo de la ley no los puede tocar y pueden dar rienda suelta a gastar sus millones mal habidos.



Otro punto a tocar son los vacíos argumentales, lo que hace que cada una de esas películas no deje de tener una historia lineal y predecible, sin contar con la evidente falta de escenas clímax; ninguna tiene la magia de las Harry Potter, la épica del "Señor de los anillos" o los efectos visuales y ese encanto metafísico de cada "Star Wars", pero sí que tienen un público bastante fiel que no dudaría en pagar hasta el último céntimo de sus ahorros o hasta pavearse del trabajo para ver el estreno de cada una. ¿En qué sentido es lineal? Pues que sabes que ya de antemano Vin Diesel y su banda de vividores se va a salir con la suya y no terminaran en la cárcel.




Otros puntos a destacar como vacíos argumentales fue ese experimento llamado "Fast an Furious 3: Tokio Drift", en donde un perfecto desconocido niño bonito caucásico trata de emular a Vin Diesel y compañía pero en las calles de Tokio, Japón - Vaya, por culpa de esta película ahora descubrimos que hasta en Japón se dan carreras clandestinas -. El experimento fue tan malo para la saga, que tuvieron que regresar a Paul Walker, Vin Diesel y los demás para la cuarta entrega, lo que nos lleva a la siguiente pregunta: si el culebrón con el argumento de siempre da resultado ¿por qué diablos empezar desde cero con un principiante como protagonista?, así que los guiones los siguieron escribiendo igual hasta el sol de hoy.






Otro craso error argumental lo vemos en "Rápido y Furioso 6", en donde Lety, la novia de Toretto, regresa pero sin recordar absolutamente nada. Ustedes me diran ¿qué tienes en contra de esta espectacular película?, pues lo siguiente: estaba tan entretenida como siempre, excepto que en las escenas finales eliminaron a la prometedora personaje de Giselle - Una fenomenal Gal Gadot, la misma que hoy en día hace de mujer maravilla -, quien se tuvo que sacrificar para salvar a su novio japones, el mismo que sale en Tokio Drift, ¿no hubiera tenido más sentido que se muriera Lety?, yo pienso que sí, pues el sacrificio hubiera sido un increíble acto heroico realizado por una mujer que no recordaba absolutamente nada, ni de que era novia de Toretto; eso le hubiera dado un toque más shakesperiano a la película, pero el daño ya está hecho. También lo digo porque Giselle le hubiera dado nuevos bríos a la ya desgastada saga y Lety, en cambio, parece cada vez más un personaje rebuscado y cansado - La misma actriz que lo interpreta, Michelle Rodríguez, ha amenazado con renunciar si no se le da un papel más destacado a los personajes femeninos, un deseo muy difícil de cumplir si tomas en cuenta que los guionistas de cada secuela parecen unos monos adictos a la testosterona -. Otro error de la escena final es que, estando en una base militar, ¿a ninguno se le ocurrio usar una bazuca para hacer estallar una de las turbinas del flamante avión hércules del antagonista de turno y así ahorrarse dinero en gastar gasolina o dañar automóviles tan bonitos?


En cuanto a efectos visuales, ya nos tienen acostumbrados que en cada película las violaciones a las leyes de la física sean cada vez más fragrantes; nada más falta que hagan que estos autos vuelen a la velocidad de la luz, ¡lloren Han Solo, Mad Max y Knight Rider, que eso está por venir! Y como dato adicional, es altamente probable que estos malandros terminen salvándonos de una invasión extraterrestre.



Pero nada de esto es lo peor que no puede pasar con cada secuela, el mayor problema de todos es que se glorifica la figura del antihéroe, ese ser egocéntrico, de intenciones no tan nobles que sigue al pie de la letra aquella máxima de Maquiavelo de que "el fin justifica los medios", ¿es esto lo que queremos enseñar a nuestr@s hij@s? , ¿acaso no es suficiente con nuestra clase política?, ¿es que el bribón tiene todo el derecho a escaparse a una paradisiaca isla tras cometer su delito? No es que este en contra de que los antihéroes deban protagonizar sus propias películas, el problema es que Hollywood los pone en un pedestal inmerecido y les importa un comino mostrar las consecuencias de dicho estilo de vida. Es más, yo no quisiera tener jamás un hijo o una hija que quiera emular a los personajes principales de susodicha saga. Sin embargo, en caso tal de que haya disgustado mis comentarios, tienes todo el derecho a escribirme tu democrática opinión; espero brindarte la respuesta adecuada y si no fue así, de todos modos respetare lo que pienses.




Los voy dejando antes de que Vin Diesel y compañía me atropellen con sus gigantescos automóviles y quede yo vuelto una gigantesca tortilla para taco lista para ser servida. Hasta pronto.