domingo, 16 de diciembre de 2018

El regalo del ladron (Ríase un poco)







Una pareja de marido y mujer, tras disfrutar de una opípara cena de navidad, caminaban por un callejon cuando, súbitamente, fueron sorprendidos por un ladron con un arma.


- Alto, denme todo lo que tienen de valor.


Y la mujer exclamo.


- ¡Por favor, tenga piedad de nosotros, es navidad!


El ladron respondio


- Y yo soy el chico malo al que santa nunca le regalara nada en navidad por portarme mal, así que yo mismo tengo que autoregalarme mi propio regalo.

 


viernes, 26 de octubre de 2018

Los refranes más estúpidos del mundo 2



He aquí otra lista más de los refranes más estúpidos del mundo. Espero que lo disfruten.

1.Camaron que se duerme se lo lleva la corriente: pero ese no es ningún problema para el camaron, ya que es un animal acuático y puede dormir en el agua, aunque se lo lleve la corriente. Sin embargo el refran busca, supuestamente ilustrar lo que nos puede pasar si estamos realizando algun trabajo o acción y nos retrasamos demasiado; nos puede ocurrir algo que nos impediría terminar. Ejemplo: una enfermedad o un accidente.


2.No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista: Cosa que no es del todo cierto; la peste negra asolo Europa durante varios siglos dejando a su paso una gran estela de muert@s. Lo que sí es verdad es que no hay cuerpo que lo resista; nadie es capaz de resistirse a una enfermedad o a una crisis de cualquier índole, sea financiera o política.


3.Las costumbres hacen leyes: No es del todo cierto, del mismo modo que este refran hace referencia, sin mencionarlo, a los malos hábitos que tienen ciertas personas y que no tienen la voluntad de cambiar.


4.Cria cuervos y veras como te salen los ojos: El refran favorito de los que no les gusta lidiar con niñ@s, son gente que no tienen suficiente paciencia para jugar o enseñar.


5.Ladrón que roba a ladron tiene cien años de perdón: Un criminal sigue siendo un criminal aunque engañe o estafe a alguien de su misma calaña.


6.Es mejor un mal conocido que un bien por conocer: Ese refran es válido solamente en países con grandes turbulencias políticas y en donde en una elección es preferible la mala administración de un gobierno a elegir a una oposición aun más corrupta, siendo el remedio peor que la enfermedad.