miércoles, 29 de junio de 2016

Yo soy Cóndor de Luz (Microrrelato de Relámpago el caballo)




Yo soy Cóndor de Luz


Erase media noche, en una de las tantas estaciones del metro cerradas del metro de Buenos Aires, unos relámpagos rasgaron el aire; aquellos rayos se cruzaron, condensándose en una gigantesca masa de luz, que pronto comenzó a tomar la forma de dos figuras: la de un gigantesco caballo negro con alas delta desplegadas y una muchacha con un traje sicodélico de una sola pieza que lo montaba. Además de eso, ella llevaba una capa unida a una capucha que también le cubría la cabeza. Las alas delta del caballo perdieron poco a poco su brillo amarillo y se plegaron hacia abajo para dejar ver una pequeña y elegante capa blanca que le cubría sus lomos y su cuello, unida por dos extremos con un broche que tenía la forma de una rueda alada con relámpagos plateados y que en su centro tenía la cabeza de un caballo sobre un fondo de tres colores que representaban la bandera mapuche; el borde del círculo era plateado, con un brillo que haría eclipsar cualquier espejo.




Relámpago y Kahena habían aterrizado en aquel lugar, aprovechando que estaba cerrado, para tomarse un respiro luego de otra exitosa emboscada contra las fuerzas de Nueva Thule.



El siguiente diálogo está traducido del 1. mandungun



-¡¡Pero qué emocionante batalla hermanito, nunca me he sentido tan viva!!


El caballo vacilo un momento.



- ¿¡Te parece emocionante que estuvimos a punto de ser desintegrados por un cañón antimateria?! Vamos Kahena ¡¡Eso fue de susto!! Si no hubiera usado mi poder electromagnético para desviar el eje de esa batería de fragata, ahora seríamos historia.



- Pero debes admitir que fue emocionante, nunca estuvimos tan cerca de la muerte como esta vez. Y para ser mapuche, se nota que no segregas tanta adrenalina.



- ¡¡Oye hermanita!! Sin ánimos de ofender, pero, aunque la sangre de mi pueblo guerrero corre por mis venas, soy un mapuche cauteloso.



Kahena iba a responder al caballo cuando, súbitamente, a unos metros de distancia, empezaron a escuchar la voz de un joven pidiendo clemencia mientras estaba siendo amenazado por un grupo de bravucones, insultando en marcado español rioplatense a un joven más pequeño, como de la edad de ella.



-¡¡Maldito chaval!! ¿¡Vos creíste que por pasar una noche durmiendo aquí abajo te ibas a salvar de nosotros?! ¡¡Vas a pagarnos hasta el último peso de lo que nos debes!!



- ¡¡Piedad, por favor!!¡¡Si vosotros me dejáis vivo, mañana les consigo todo!!



Traducido del mandungun



-Querido hermanito, ese muchacho está en problemas.



-Kahena, esta escena se repite constantemente en todas partes del mundo y como consecuencia de decisiones erradas de l@s involucrad@s; Kahena, quedamos en que no íbamos a inmiscuirnos en nimiedades como esta, la humanidad ha escogido su propio camino. Hay otras formas de ayudar a nuestra especie y no es precisamente deteniendo un simple atraco.



La chica vacilo por un momento.



-Sé que lo hemos discutido, pero no puedo quedarme de brazos cruzados ante una injusticia así que 2. ¡¡Marichiwew!!



Usando sólo un poco del impulso que le permitían sus botas aeroespaciales, la chica dio una patada voladora en el aire, tras haber calculado milimétricamente el ángulo para lanzarse y así evitar golpear al chico, esquivándolo por sólo treinta centímetros; luego, el cuerpo de la chica se desplazó hasta penetrar entre los cuerpos de los tres grandulones, quienes cercaban al joven.



Producto el impacto, los tres cayeron al suelo, pero se reincorporaron rápidamente, mostrando sus armas: uno tenía una cuchilla automática, otro una manopla y el tercero unas cadenas. Kahena podría haber decidido usar la fuerza y agilidad extra que le daba su traje, pero al tratarse de simples maleantes, se decidió por la pelea callejera convencional: saco su bastón de titanio extensible para poder compensar su falta de alcance ante sus más grandes rivales. La velocidad con que daba giros al bastón poco faltaba darle el aspecto de la hélice de un helicóptero.



En sólo cuestión de segundos, golpeo partes no vitales de los tres individuos con tal fuerza, que salieron huyendo despavoridos y dejando sus armas en el suelo. A continuación, la chica puso su atención en su rescatado, un guapo joven argentino con una estatura similar a Ceferino – O sea, nuestro Relámpago el caballo -, cuando era humano. Su amplia sonrisa relucía en medio de la oscuridad de la estación. Los dos comenzaron un diálogo en español rioplatense.





- ¿Vos sois mapuche?



- ¿Y voce como sabéis?



El chico señalo el adorno de plata colgado en su cuello



- ¿Eso que cuelga en tu pecho no es un 3.trapeluche?



Ella estaba algo ruborizada, pero al llevar una máscara que le cubría el rostro, él no lo notaba. Ella respondió.


-Así es, cho misma lo hice



-Tiene la forma de un Cóndor y vos tenes ese perfil de vigilante, de esos que a veces salen en las noticias. Tu nombre debe ser Cóndor ¿No?



-Co…Co…Cóndor, Cóndor de Luz.



La miro de arriba y abajo 



-Y sois muy guapa.



Aunque el chico no se movió de donde estaba, ella retrocedió discretamente unos pasos, no por miedo sino por pudor.



- ¿Cómo sabes eso si no puedes ver mi rostro?



-Se nota a través del perfil de tu máscara; tus rasgos son muy finos y lo único que lamento es que esos lentes mono cromados blancos no me permitan ver tus ojos.



-Cha me tengo que ir.



Él la detuvo agarrándola por el hombro, que estaba cubierto por parte de su capa.



-No, no sin darte las gracias; me salvaste de esos boludos.



-Estabas en problemas.



Y con la mirada de un gatito melancólico, le pidió lo siguiente.



- ¿Puedo tomarme una selfi contigo? Quiero tener un recuerdo de esta gran aventura.



-Está bien, pero sólo una.



El joven apoyo uno de sus antebrazos sobre uno de los robustos hombros de la joven y con la otra sujetaba el celular; era justamente lo que Kahena no buscaba, publicidad por sus actos buenos.



-¡¡Mil gracias bombona!! – Casi la llega a besar en la boca movido por la euforia, pero se detuvo justo a tiempo a una distancia prudente y le dio un sonoro beso en su mejilla cubierta con antifaz.
-¡¡Cóndor de Luz, nunca de olvidare!!



Segundos después, el gigantesco cuerpo de Relámpago se empezó a hacer visible gradual, pero de manera continua. Poso su gran cuerpo equino negro frente a la casi diminuta figura de su hermana.



Traducido del mandungun



- ¿Conque mapuche muy guapa? ¡¿No?!



Kahena se quitó la máscara y la capucha, levanto la cabeza y lo miro frente a frente.



- ¿Y qué tenía de malo que me lo dijera? Suenas más a novio celoso que a mi hermano.



El caballo hizo un sonoro relincho.



-No me malinterpretes, siempre seré tu hermano, pero me preocupa más el hecho de que habíamos quedado en no intervenir en este tipo de riñas, que es consecuencia de la maldad humana; lo peor es que pareció que disfrutabas de tus cinco minutos de gloria.



- ¿Por salvarle la vida? Creo que cualquiera me daría las gracias a su modo.



-Está bien, seré más crudo aun: mientras tú parecías flirtear con tu nuevo amiguito, los supe casi todo de él.



Kahena se puso atónita



- ¡¿Qué?! ¡¿Acaso te pusiste a leer las ondas electromagnéticas de su cerebro para sacarle información?! Eso es casi como una escucha telefónica y es ilegal.




-No me malinterpretes, fue sin querer, tuve una de mis involuntarias 4. visiones remotas y esto fui lo que vi: ese muchacho es un chico de mal vivir que vive con su padrastro, es un mal alumno, pero un genio para todo lo que es programación. Se trasnocha buena parte de la semana inventando aplicaciones para venderlas a maleantes que estafan gente, aunque ya uso unas cuantas para sus propios propósitos.



-Vaya Ceferino, aun así, nosotros tampoco podemos ser jueces; su vida corría peligro.




Relámpago/Ceferino meneo la cabeza en señal de negación mientras relinchaba.




-Ellos no lo iban a matar, por lo menos esta noche; sucede que él aposto con ellos que el River Plate iba a ganar la final del fútbol argentino al Boca Juniors y estos, al ganar la apuesta, sólo le vinieron a reclamar lo que era suyo. Lo peor del caso es que esos boludos también son clientes de él.




Mientras lo miraba, Kahena pareció adivinar los pensamientos de su hermano. Le hizo el siguiente comentario.




-Sin duda hubieras disfrutado que le desfiguraran el rostro ¿Verdad?




-Ese no es mi problema. Lo peor de todo, es que ese video se volverá viral y sabrán que tú existes.




- ¿Pero tú tienes el poder de borrarlo de las redes sociales, verdad Ceferino?




El caballo quedo pensativo por un momento.




-Aunque es cierto lo que dices, ni yo puedo controlar todos virales que hacen de mí, o, mejor dicho, hacerlo implicaría causar el uso masivo de mi poder en todo el planeta, para alcanzar hasta su rincón más accesible. Eso podría provocar, en el peor de los casos, daños irreversibles no sólo a los sistemas y aparatos eléctricos, sino también al sistema nervioso de millones de personas, causándolos cánceres y hasta Alzheimer. Por ese motivo, me he tenido que conformar con borrar información e hipnotizar gente la cantidad de veces suficiente, como para que quede poca información de mí que, sin embargo, ha servido para crearme una leyenda urbana del caballo místico que lucha contra el mal y falsos 5. extraterrestres.




-Entonces, yo puedo ser un mito urbano como tú.




El caballo meneo su gran hocico y, entre rumidos, dijo forzosamente con voz muy clara para ser el fenómeno que es.




-No Kahena, contigo no funcionara, conmigo sí porque yo soy algo que la gente se resiste a creer, por más pruebas que tengan a mano, ya que el ser humano tiene por naturaleza o rechazar lo que aun no puede explicar o glorificarlo a límites estelares. Tú en cambio, eres de carne y hueso; te pueden pasar tres cosas: que te crean una vigilante más, que seas parte de un montaje o que estás promocionando una película. En cualquiera de las tres posibilidades, tú existes.




Entonces eso te hace el mito que cualquier malvad@ temerá; el cuco que no querrán ni encontrarse en sus sueños. En cambio, yo seré la vigilante que siempre estará allí; la certeza de l@s indefens@s de que contaran conmigo: Cóndor de Luz, la esperanza que nunca se pierde.




El caballo abrió su gran hocico para bostezar y Kahena hizo como si no oliera su aliento equino.




Una llama de esperanza a la que siempre tendré que cuidar las espaldas cuando más lo necesite en su trabajo de heroína. Por cierto, tengo sueño; hemos tenido tres días seguidos y bien intensos luchando contra las fuerzas de Nueva Thule.




Y dormirás soñando que esto nunca paso, para despertarte mañana con la pesadilla de que otra vez soy una heroína conocida.




Ella iba a reírse, pero pudo ver los pequeños gestos de desagrado de su hermano, al que conocía bien desde antes que dejara de ser humano y decidió guardar las apariencias – Quizá la actuación era en lo que menos era bueno Ceferino y eso ella también lo sabía -. Tuvo que cambiar su respuesta.




-Oye Ceferino, si sólo fue una broma.




Relámpago hizo un sonoro y brusco relincho, al que respondió su cuerpo con una gran sacudida general y el movimiento de sus crines y cola blanca como si se tratara de unos látigos. Al terminar de hacer un marcial ruido de cascos, respondió de una manera muy serena para lo enojado que estaba.
Sabes, creo que prefiero hacerle frente al rayo antimateria de Mengele que escuchar tus bromas.




Glosario
1.      Mandungun: Es el dialecto tradicional del pueblo mapuche, grupo aborigen y de tradición ecuestre que vive en el sur de Chile y Argentina.
2.      Marichiwew: Es el grito de guerra mapuche, significa “cargaremos diez mil veces contra ellos”
3.      Trapeluche: Adorno pectoral de plata que las mujeres mapuches se fabrican para llevar en el pecho; hay de varios tipos.
4.      Visión remota: El extraño poder de Relámpago con el que puede ver, voluntaria o involuntariamente, momentos del pasado y presente de un lugar o persona sin ser testigo presencial de los hechos y aún a kilómetros de distancia del escenario de los sucesos. Hasta el momento, este caballo poderoso con mente humana tiene cierto control de ese poder; las visiones le vienen cuando en su mente se concentra demasiado en algún pensamiento o le preocupa intensamente algo.
5.      Falsos extraterrestres: L@s habitantes de Nueva Thule, cuya capital es Frienship, la isla que ni Relámpago es capaz de encontrar. Son descendientes de l@s bandos perdedores de la segunda guerra mundial que, usando su más avanzada tecnología aeroespacial, aeronaval y de genética, lograron crear una civilización muy avanzada para esta época, con naves espaciales que pueden viajar a velocidad luz, sumergirse en el mar y surcar todo el sistema solar. Hacerse pasar por extraterrestres les hace tener cierto control sobre las masas comunes humanas, a los que llaman despectivamente homo sapiens, ya que ell@s mismos consideran que a través de la manipulación genética, ahora son más grandes, fuertes e inteligentes que l@s inicialmente mencionados 


Copyright, todos los derechos reservados.











1 comentario:

  1. Son competentes en contar una historia que incluye la ciencia ficción, el orgullo del pueblo mapuche antiguos, el hijo de Mengele, y un producto del Proyecto Montauk, alejada de la visión. Me gusta cómo se hace eso, Alberix Zeta.

    ResponderEliminar