jueves, 24 de septiembre de 2015

El calentamiento global (Una pequeña historia basada en Relámpago el caballo)


Tras una ardua emboscada, en donde logro destruir un gigantesco convoy de sus enemigos de Nueva Thule, que sobrevolaba la cordillera de los andes, Relámpago destruia lo último que quedaba de los platillos voladores que escoltaban a la nave nodriza, que se hacia pedazos en medio de un mar de explosiones. Sabía que aún no había terminado todo: su aliada, Cóndor de Luz, aún no había salido de la gigantesca nave y poco faltaba para que sólo quedara una gran bola de fuego.

- ¿Vos donde te encuentras, pequeña amazona? Siempre me haces las cosas un poco difícil.

Súbitamente logró ver, a través de su visión remota, a una gigantesca hélice de luz, cuyos bordes luminosos lo hacian parecer una especie de rueda brillante como una estrella, rompía parte de la superficie de la destartalada nave. Del hueco que se formo, emergio una pequeña figura con un traje morado oscuro, botas y guantes de color plateado, que tambien hacian juego con el color de la capucha en forma de cóndor; extendía su pequeña capa como pequeñas alas, de cuyos pliegues frontales se desprendían unas blancas luces cegadoras. Luego, de las botas emergieron unas luces de luz fotónica, que la hicieron dar vueltas acrobáticas y giratorias en el aire, hasta aterrizar suavemente, con sus alas fotónicas amortiguando la caída, en los lomos del caballo volador. Poco después, la hélice luminosa fue dirigiéndose hasta el guante extendido de la pequeña, desacelerando lentamente hasta quedar convertida en unas *boleadoras, que pudo agarrar con suma facilidad por la cuerda entre las dos bolas.

- No vuelvas a hacer semejante temeridad Kahena, digo Cóndor de Luz; ni con mi visión remota puedo evitar que me des un susto.

- De algo hay que morirse hermanito bello; sin riesgos la vida sería aburrida.

- Primero me muero cho del infarto... Creo que no te entendere nunca... Bueno, dejemos para luego esa discusión inútil y enfoquemonos en lo más imporante: ¿Trajiste el catalizador ultramolecumlar?

- Sí, lo tengo en mi mochila/capa.

- Bien, con esto, espero demostrarles al mundo que Nueva Thule existe y que no son realmente extraterrestres nórdicos, sino descendientes de las fuerzas del eje de la segunda guerra mundial, que tienen una avanzada tecnología aeronáutica.

- ¿Supongo que vos no vas a dejar que los restos de este desastre se caiga por la cordillera?

- Eso jamás; Cóndor, descansa en uno de los picos de estas montañas; cho me hare cargo de esta basura.

A velocidad de un relámpago, el caballo de luz formo un círculo alrededor de los restos humeantes de las naves destruidas, hasta formar una bola de plasma color marrón que se mantenía así gracias a las ondas electromagnéticas de su cuerpo. Luego, con una poderosa patada de coz, envio la gigantesca bola hacia el sol.

- Oche hermanito ¿A donde vas?

Voy a disminuir el calentamiento global al nivel de hace unos cuantos años; en medio de esta batalla, hemos acelerado el efecto de invernadero.

Viajando a velocidad de la luz, Relámpago absorvio, con la fuerza de gravedad de su campo de fuerza, la mayor cantidad posible de moléculas de dióxido de carbono en el aire, para luego distribuirlas a los bosques del planeta y a las algas. Esperaba de ese modo que se produjera mucho más oxígeno.

Regreso ante Cóndor de Luz, que estaba muy cómoda en uno de los picos andinos.

-Vacha, tal parece que resolviste el problema del calentamiento global.

- No estés tan segura.

La muchacha quedo perpleja.

¿Vos por qué lo decís?

Dentro de un par de años, la humanidad volvera a contaminarlo todo, aprovechando que no hay una preocupación evidente. Los escépticos/as diran que es una prueba más de que fue sólo un simple periódo de calor, como ocurrió en toda la historia; muchos/as ecologistas, al no encontrarle explicación a lo que paso, bajaran bastante la guardia y mi incipiente grupo de seguidores creeran que yo siempre estaré allí para ayudarlos, sin saber que siempre estaré muy ocupado en otras cosas.

- ¿Y si todo el mundo supiera que eres más que un mito?

- Me consideraran más peligroso que la contaminación ambiental.

- Eso significa que se necesita más de un ser con grandes poderes para salvar el planeta.

- En realidad, se necesita de tod@s.


* Boleadora: Arma mapuche y gaucha, consistente en dos bolas de madera unidas por unas gruesas cuerdas, utilizadas para ser lanzadas sobre las patas de una presa de caza con el fin de que esta se caiga al suelo

Para conocer más de este personaje, cliquee aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario